Las relaciones de la banca con la industria armamentística TAMPOCO son noticias (hasta ahí podíamos llegar…)

Inicio/Blog, Comentarios, Comunicación, Noticias, Periodismo, Videos/Las relaciones de la banca con la industria armamentística TAMPOCO son noticias (hasta ahí podíamos llegar…)

Las relaciones de la banca con la industria armamentística TAMPOCO son noticias (hasta ahí podíamos llegar…)

El pasado 29 de junio, el Centre Delàs d’Estudis per la Pau publicó su Informe nº 28, “Los bancos que invierten en armas“. Se trata de un trabajo de Jordi Calvo Rufanges que actualiza los datos sobre financiación por parte de la banca de armamento nuclear, de bombas de racimo y de las principales industrias militares españolas. Entre sus conclusiones destacan éstas:

  • Al menos 80.000 millones de euros han sido desviados de la economía no militar a la industria de defensa directamente relacionada con el armamento (cerca de 6.000 millones son exclusivamente gestionados por la banca española, el resto por los principales bancos extranjeros)
  • Se constata un floreciente negocio armamentístico, que no solo beneficia a las empresas de armas sino también a los bancos y aseguradoras.
  • Invertir en armas supone hacerlo en productos que de no ser utilizados suponen un gasto finalista inútil, mientras que,  en el caso de ser utilizadas, obviamente causan destrucción y muerte.
  • No existen medidas conocidas transparentes y honestas de eliminación del negocio armamentístico de las entidades financieras, con la excepción de la denominada
    banca ética.
  • BBVA , Santander, Deutsche Bank, Citibank e ING aparecen como los más importantes financiadores de armas, seguidos en un segundo nivel de importancia por Banca March, Bankia, Caixabank, Banco Popular, Banco Sabadell y Bankinter. Sin olvidar que Unicaja, Banco Mare Nostrum (BMN), Caja Rural, Ibercaja, Kutxabank, Liberbank, Banco Alcalá, Banco Caminos, Caja de Arquitectos y Banco Mediolanum también invierten en armas, aunque en cuantías menores.
  • Se identifican cinco grandes empresas de seguros que invierten en armas: Mutua Madrileña, Mapfre, Allianz, Axa, Aviva y AIG, además de Inverseguros, que canaliza las inversiones de varias aseguradoras.

El informe puede descargarse en su integridad en este enlace. Y la verdad es que, aparte de en la web de la propia ONG autora del trabajo, es difícil encontrar referencias al mismo, fuera de los ámbitos más combativos… y minoritarios.

Entre los medios de comunicación, más de dos semanas después de haberse hecho público el informe, tan solo “El Periódico de Aragón” y el digital eldiario.es han estimado oportuno hacerse eco de unas afirmaciones que pueden ser cuestionables (de hecho, las propias entidades financieras deberían ofrecer su propia versión… cosa que no han hecho), pero que sí dan la impresión de ser socialmente relevantes.

Casualmente, el sector financiero fue en 2015 el tercero en volumen de inversión publicitaria, con un montante de 395,2 millones de euros, de acuerdo con los datos recopilados en esta web. Esto queda un poco antiguo, pero estamos hablando de más de 65.000 millones de las antiguas pesetas en anuncios contratados a esos mismos diarios, revistas, televisiones, radios y webs que han optado por silenciar el informe.

La ONG Setem puso en marcha en 2012 una campaña en torno a esta asunto que no ha perdido vigencia:

Quizás mereciese la pena también poner en marcha una campaña titulada “Los medios de comunicación son la bomba“…

2017-05-19T09:13:34+00:00

Deje su comentario

*