El motero por antonomasia se pasa al Mercedes… de la mano de los Cohen

Inicio/Citas, Comentarios, Comunicación, Videos/El motero por antonomasia se pasa al Mercedes… de la mano de los Cohen

El motero por antonomasia se pasa al Mercedes… de la mano de los Cohen

Los siempre imprevisibles Hermanos Cohen, responsables de algunas de las visiones más iconoclastas del cine norteamericano de las últimas tres décadas, vuelven a demostrar su capacidad para la comunicación de masas (en este caso publicitaria). La firma automovilística alemana Mercedes ha elegido a Joel y Ethan para crear uno de los spots-estrella del año, a exhibir en el cuasi-litúrgico momento del descanso de la Super-Bowl.

Los hermanos de Minnesota, como no podía ser de otra manera, han recurrido a un clásico del cine… para subvertirlo. Nos llevan a un garito de la Ruta 66, ocupado al completo por maduros motoristas de aspecto patibulario. Uno de ellos se ajusta los anteojos para poder escoger en el juke-box una canción que acompañe a estos barbudos con pañuelo cubriendo sus menguantes cabelleras y mucho cuero claveteado en sus vestimentas. La pieza, como no podía ser de otra forma, es “Born to be Wild“, el clásico de Mars Bonfire interpretado por Steppenwolf que ilustra como ninguna el recorrido motero de Peter Fonda y Dennis Hopper por la Norteamérica de los años 60 en “Easy Rider“.

Los salvajes-pero-no-tanto que ocupan este abrevadero de cerveza en medio de la nada solo interrumpen sus habituales actividades (billar y libaciones varias, competiciones de músculo o inocentes saludos que pueden acabar a cabezazos) cuando un colega entra para avisar de que alguien ha bloqueado la salida de las Harley aparcadas a la salida: “Blocked in!“, anuncia, y todos salen al unísono para vengar la afrenta. En entonces cuando un veterano Fonda, ataviado con su mítica y patriótica chupa de cuero, aparece para desear a todos “nice rides” (“buenas rodadas”) y ponerse al volante de un Mercedes-AMG GT Roadster descapotable. Entre el silencio atónito de los moteros, solo una veterana alza la voz para apuntar “Still looking good!” (“Sigue teniendo muy buena pinta”) antes de que su ídolo ponga en marcha el motor, de nuevo con las notas de “Nacido para ser salvaje“. Un “Born to be Wild” que se transforma en “Built to be Wild” (“Construido para ser salvaje”), el eslogan elegido para el modelo más deportivo de la gama Mercedes-Benz.

Por cierto, que los Cohen que ya se habían estrenado en la publicidad de automóviles con un spot para Honda en 1997 (el primer plano recuerda al rascacielos donde reinaba Paul Newman en “El Gran Salto“… ¡perdón por la calidad del video!).

Y, sin querer repasar en profundidad su producción publicitaria, un anuncio absolutamente coheniano en lo visual en este políticamente incorrecto comercial para la tabaquera Parisienne Cigarettes:

2017-05-19T09:13:33+00:00

Deje su comentario

*