El Estado Islámico, ¿un ejemplo de Comunicación Corporativa?

Inicio/Citas, Comentarios, Comunicación, Videos/El Estado Islámico, ¿un ejemplo de Comunicación Corporativa?

El Estado Islámico, ¿un ejemplo de Comunicación Corporativa?

La verdad es que no deja uno de sorprenderse con las sorprendentes teorías que genera este mundillo de la Comunicación. Una de las últimas: que el ISIS o Estado Islámico sea  un ejemplo paradigmático de Comunicación Corporativa, casi un modelo a seguir por las empresas. Cito:

“Según datos de Naciones Unidas, desde 2015 aproximadamente 35.000 personas se han unido al ISIS. Este hecho se engloba dentro de las campañas de comunicación de la organización, marcadas por un retrato joven y fresco muy alejada de la imagen colectiva del terrorismo internacional.

Dentro de esta estrategia, el ISIS utiliza herramientas y canales de comunicación habituales en cualquier empresa u organismo. Entre ellos encontramos notas de prensa, revistas, su propia agencia de noticias digital e, incluso, responsables de Comunicación, formados en muchas ocasiones en países occidentales, con puestos clave dentro de la estructura de la organización

El ISIS genera un gran volumen de contenidos, habiendo creado más de 1.200 campañas audiovisuales en los últimos meses. Destaca también la labor de simplificación de sus mensajes, muy emocionales, dirigidos a un público milennial hiper-segmentado.

Por otro lado, el ISIS ha sabido ‘aprovechar’ el hecho de que en Occidente el terror y la violencia sean consumidos como entretenimiento, trasladándolo al terreno de la realidad. Así, muchos de los vídeos del ISIS analizados se inspiran directamente en productos de gran consumo occidentales, creando vídeos con personas y situaciones reales inspirados o directamente copiados de series como ‘Homeland’, películas como ‘Matrix’ y ‘Saw’ o videojuegos como ‘Call of Duty’ o ‘Mortal Combat’. Al estar basados en esquemas mentales globales, el ISIS salva las barreras del idioma llegando a cualquier parte del mundo y, además, transmite los mensajes religiosos de una manera muy sutil y subyacente en la narrativa.

Una conclusión que podemos sacar de todo esto y que se puede extrapolar a cualquier empresa u organización es que cuando hay un objetivo claro solo hay que encontrar el mensaje y el canal concreto. Es muy difícil encontrar un terreno más hostil para comunicar que el mensaje del ISIS y, sin embargo y desgraciadamente, lo está consiguiendo, conectando y atrayendo a gente.”

La noticia completa en: http://www.neolabels.com/actualidad/la-comunicacion-del-isis-al-descubierto-en-nuestros-desayunos-postdigitales/

Si dejamos a un lado el componente de boutade, hay que reconocer que alguna de las ideas expuestas tienen su punto. Estaremos de acuerdo en que estos tipos han tenido sus momentos de gloria mediática, bastantes más de esos 15 minutos que profetizó Andy Warhol. Eso sí, la estética del combatiente yihadista, a medio camino entre el Che Guevara y los Guerreros Ninja, no la veo yo adecuada para que el CEO de turno nos exponga las virtudes de su empresa.

En todo caso, mi terrorista islamista suicida favorito sigue siendo sin duda Achmed:

2017-05-19T09:13:34+00:00

Deje su comentario

*